Fracturas de Cadera

Una fractura de cadera es una lesión grave que implica la rotura de uno o más huesos de la cadera. La cadera es una articulación grande y crucial en el cuerpo humano que conecta el fémur (hueso del muslo) con la pelvis. Las fracturas de cadera pueden ocurrir en personas de todas las edades, pero son más comunes en adultos mayores, especialmente en aquellos que tienen osteoporosis u otras condiciones que debilitan los huesos.

Fractura de Cadera

Tipos de Fracturas de Cadera

Las fracturas de cadera generalmente se dividen en dos tipos principales:

Fractura del cuello femoral: Esta es la fractura más común de la cadera, especialmente en adultos mayores. Ocurre en la parte superior del fémur, justo debajo de la cabeza del fémur, y puede causar interrupción del flujo sanguíneo en el hueso, lo que puede llevar a complicaciones graves.

Fractura intertrocantérea: Este tipo de fractura ocurre justo debajo del cuello femoral y afecta a la región del trocánter, que es una protuberancia en el fémur. Estas fracturas pueden ser más estables que las fracturas del cuello femoral y, a menudo, se tratan con cirugía.

Las fracturas de cadera pueden ser el resultado de una variedad de causas, incluyendo caídas, traumatismos de alta energía, como accidentes automovilísticos, y enfermedades que debilitan los huesos, como la osteoporosis.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de una fractura de cadera pueden incluir dolor intenso en la cadera, la ingle o el muslo, incapacidad para mover la pierna afectada, acortamiento aparente de la pierna afectada, incapacidad para poner peso sobre la pierna afectada y deformidad evidente en la articulación de la cadera.

¿Cómo se Diagnostica?

Los En cuanto al diagnóstico de las Fracturas de Cadera es importante realiza una historia clínica y exámen físico adecuado para determinar la causa de fractura y el mecanismo de lesión.

El primer exámen a realizar será una Radiografía Ap y lateral de cadera para determinar el tipo de fractura, ya que esto dependerá el tratamiento.

En algunos casos será necesario realizar una Tomografía para determinar mejor la antomía de la fractura.

¿Cúal es su Tratamiento?

El tratamiento de las fracturas de cadera generalmente implica un enfoque multidisciplinario que puede incluir la atención de médicos de emergencia, cirujanos ortopédicos, fisioterapeutas y otros profesionales de la salud. El tratamiento puede variar según varios factores, como la ubicación y gravedad de la fractura, la edad y salud general del paciente, así como la presencia de otras afecciones médicas. Aquí hay un resumen de los enfoques comunes de tratamiento para las fracturas de cadera:

1. Estabilización inicial: Si una fractura de cadera se considera una emergencia, se pueden tomar medidas para estabilizar al paciente y controlar el dolor. Esto puede incluir la inmovilización de la cadera con un dispositivo ortopédico o el uso de analgésicos para aliviar el dolor.

2. Cirugía: La mayoría de las fracturas de cadera requieren cirugía para corregir la fractura y restaurar la función. Los tipos comunes de cirugía para las fracturas de cadera incluye:

Fijación interna: Se utilizan dispositivos como clavos, tornillos o placas metálicas para estabilizar la fractura y permitir que los huesos sanen en su lugar.

Reemplazo de cadera (Artroplastia): En casos graves, especialmente en fracturas de cuello femoral que no pueden ser reparadas, puede ser necesaria la sustitución de la articulación de la cadera con una Prótesis de Cadera.

Recuperación Postoperatoria

1. Rehabilitación: Después de la cirugía, la rehabilitación es crucial para ayudar al paciente a recuperar la fuerza, la movilidad y la función en la cadera afectada. Esto puede incluir ejercicios de fisioterapia, terapia ocupacional y medidas para prevenir complicaciones como la trombosis venosa profunda y la neumonía.

2. Manejo del dolor y la inflamación: Se pueden recetar analgésicos y medicamentos antiinflamatorios para controlar el dolor y reducir la inflamación durante el proceso de recuperación.

Es importante seguir las recomendaciones del equipo médico y participar activamente en el plan de tratamiento y rehabilitación para optimizar los resultados. Las fracturas de cadera pueden tener graves implicaciones para la movilidad y la calidad de vida, por lo que es fundamental recibir atención médica especializada y seguir un enfoque integral de tratamiento.

Traumatólogo, Subespecialista en Reconstrucción Articular de Cadera y Rodilla (UNAM)

RECUPERA LA MOVILIDAD Y ALIVIA EL DOLOR, CON NOSOTROS ESTARÁS EN LAS MEJORES MANOS.

Traumatólogo en Quito

Dr. Juan Mendoza S.

También te puede interesar
Abrir chat
1
¡Hola. Gracias por preferirnos, estaremos muy gustosos de atenderderte de la mejor manera!